Frizzé

Branding & Packaging

Grupo Peñaflor, Argentina – Frizzé

Frizzé es un claro ejemplo de cómo el diseño encuentra oportunidades en contextos de crisis.

EL PROBLEMA

La crisis argentina del 2001 repercutió en un profundo cambio de hábitos de la población. El sector vitivinícola no fue la excepción. Nuestro cliente, Peñaflor, un grupo de prestigiosas bodegas argentinas y una de las diez productoras de vino más importantes del mundo, ante la caída en las ventas de vinos en “tetrabrick”, lanzó Frizzé, un vino gasificado y endulzado, orientado al público joven. En ese momento, diseñamos el branding y packaging, en su versión Classic, Red (tinto) y White (blanco). Ante el éxito en ventas, continuamos con una extensión de la línea, con una serie de vinos frutados, denominada ‘New Touch’. En 2008, Peñaflor nos volvió a convocar para desarrollar la línea “evolution” de Frizzé. Sin presupuesto, sin cambiar la botella, ni etiqueta, ni la cápsula. Innovar sin recursos.

LA OPORTUNIDAD

“Si no podemos cambiar los elementos del packaging, ¿qué hacemos?”, fue la pregunta. En la mesa de trabajo teníamos varios proyectos, entre ellos un limpia vidrios de SC Johnson. Mirando el color de ese producto, Gonzalo, fundador de Grupo Berro, propuso: “¿y si hacemos un vino azul?”. Así fue que diseñamos el primer vino de color azul del mundo: sin intervenir la botella, ni los materiales, ni la etiqueta, presentamos Frizzé Evolution. La innovación hecha color.

EL RESULTADO

El producto llamó la atención del público joven de manera inmediata: se transformó rápidamente en una de las bebidas alcohólicas preferidas de los jóvenes. El azul les permitía afirmar su identidad frente al mundo “adulto”, de los vinos tinto o blanco. Frizzé Evolution superó los 20 millones de botellas vendidas al año.

<< Volver